Categorías
Sin categoría

Los hombres también sufren depresión postparto

Hola hola… cuando hablamos de depresión postparto siempre lo relacionamos a la nueva mamá, pero ¿qué pasa con los nuevos papás? Ellos también se ven afectados por esta nueva etapa de vida afecta entre un 2 % a un 25 % de los padres durante el embarazo de su pareja o durante el primer año después del parto.


De acuerdo con la American Academy of Pediatrics, esta tasa puede incrementarse a un 50 % cuando la madre sufre de depresión perinatal o de depresión posparto, y puede impactar el bienestar de la familia de forma considerable, especialmente a los niños.
Factores de riesgo de la depresión paterna:

• Dificultad para establecer un lazo de apego con el bebé
• Carencia de un buen ejemplo masculino
• Falta de apoyo social o ayuda de familiares y amigos
• Cambios en la relación matrimonial
• Sentirse excluido y celoso del lazo establecido entre la madre y el bebé
• Carencia de retribuciones de la crianza
• Depresión de la madre
• Estrés en el trabajo o estrés financiero
• Niveles bajos de testosterona
Síntomas de depresión paterna: Los hombres pueden tener síntomas diferentes de depresión. Quizá no haya lágrimas, pero pueden sentirse irritables o enojados. La depresión puede manifestarse en términos de irritabilidad, impulsividad y sentirse incapaz de encontrar placer en las cosas. Lo padres deprimidos tienen mayor probabilidad de abusar de sustancias, cometer violencia doméstica y de no apoyar a sus parejas con la lactancia materna y la extracción de leche materna.

Efectos:

El estado de ánimo del papá influye en su relación con sus hijos y su pareja. 

Los papás deprimidos también tienden más a golpear a sus niños que aquellos que sufren de depresión. Los padres deprimidos tienden a participar menos en actividades positivas para relacionarse con sus hijos, tales como jugar, cantar canciones o leerles a los niños.

Los niños de padres que sufren de depresión tienen una mayor probabilidad de sufrir problemas emocionales y de comportamiento en el futuro. Algunos estudios de investigación sugieren que la depresión paterna al inicio de la vida de un niño lo pone en riesgo de sufrir retrasos del desarrollo

La depresión paterna también aumenta los conflictos en las relaciones matrimoniales y hace más vulnerables a las madres a la depresión. Por otra parte, los niños cuyas madres ya sufren de depresión, les puede ayudar tener un padre cariñoso y preocupado en protegerlos de algunos de los efectos negativos de la depresión de la madre.

Fuente: Academia Americana de Pediatría

Hablando del tema con Diego me dijo que nunca había escuchado de eso sin embargo acepta que en algún momento sintió algunos de los síntomas que esto conlleva. Siempre entre nosotros hablamos de cómo nos sentimos y creo que eso le ayudó a él a soltar esos sentimientos y no dejar que crecieran, a sentir que es normal hasta cierto punto vivirlos. Pero ¿qué pasa con los papás que no lo hablan? A los que nadie les pregunta ¿Cómo te sentís? Considero importante tomarlos en cuenta en todo momento, son tan importantes como la mamá también, el bebé necesita a una mamá feliz pero a un papá también feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s