Categorías
Sin categoría

Se dice que el sueño ocupa una tercera parte de nuestras vidas, es innato, dormimos desde que estamos en el vientre materno; pero los hábitos saludables de sueño sí son adquiridos a través del tiempo. Años atrás se consideraba que las horas de sueño eran horas no productivas, pero hoy en día sabemos que el sueño regula funciones como el crecimiento, la maduración neurológica y la reparación del sistema inmune entre otras.

A nivel físico podemos decir que durante el sueño hay una regulación del sistema inmune, una alteración en éste reduce la inmunidad adaptativa (aquella que nos defiende frente a la exposición a patógenos), esto un factor de riesgo para desarrollar enfermedades inflamatorias crónicas y metabólicas como diabetes, padecimientos cardiovasculares, sobrepeso y estrés.


Por otro lado, la parte conductual se ve grandemente afectada, se relaciona con hiperactividad, irritabilidad, trastornos conductuales significativos, ansiedad y síntomas depresivos. Se ha demostrado que hay una prevalencia de un 50% de trastornos del sueño en niños con síndrome de déficit de atención con hiperactividad (SDAH).


El sueño es reparador para el cerebro, se consolida la memoria y conserva energía. Cognitivamente, ese proceso que comprende la memoria, lenguaje, atención y solución de problemas no se escapa de las repercusiones del mal dormir. En niños afecta significativamente al rendimiento académico, su capacidad de atención y aprendizaje.

¿Sabías que desde bebés puedes crear hábitos saludables de sueño?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s