Asesoría Sueño Infantil

¿Porqué el sueño es importante en los bebés?

Pasamos una tercera parte de nuestras vidas durmiendo, lo que antes se creía eran horas perdidas, ahora se sabe que son de gran importancia para el cuerpo humano y que dependiendo de la edad cumple funciones diferentes. En niños es de gran importancia para su crecimiento y maduración neurológica, mientras que a lo largo de nuestra vida juega un papel importante en el sistema inmune.

La privación de sueño se entiende como una condición resultante de circunstancias o enfermedades por las cuales no se tiene una cantidad y calidad de sueño adecuadas, afectando diferentes áreas en el ser humano y comprometiendo su salud integral.

A nivel físico podemos decir que durante el sueño hay una regulación del sistema inmune, una alteración en éste reduce la inmunidad adaptativa (aquella que nos defiende frente a la exposición a patógenos), esto un factor de riesgo para desarrollar enfermedades inflamatorias crónicas y metabólicas como diabetes, padecimientos cardiovasculares, sobrepeso y estrés.

Por otro lado, la parte conductual se ve grandemente afectada, se relaciona con hiperactividad, irritabilidad, trastornos conductuales significativos, ansiedad y síntomas depresivos. Se ha demostrado que hay una prevalencia de un 50% de trastornos del sueño en niños con síndrome de déficit de atención con hiperactividad (SDAH).

El sueño es reparador para el cerebro, se consolida la memoria y conserva energía. Cognitivamente, ese proceso que comprende la memoria, lenguaje, atención y solución de problemas no se escapa de las repercusiones del mal dormir.  En niños afecta significativamente al rendimiento académico, su capacidad de atención y aprendizaje.

Si bien es cierto el sueño es innato y dormimos desde que estamos en el vientre materno, sin embargo, los hábitos saludables son adquiridos durante los primeros años de vida, y la figura del sleep coach es de vital importancia en este proceso. Cuando hay alteraciones significativas en el sueño de los niños los padres se ven sacudidos por estas repercusiones, notando asimismo problemas en sus hijos por lo cual buscan ayuda con una asesora de sueño, la cual evalúa al niño, sus hábitos y su entorno familiar, identificando la principal problemática y dando guía e información a los padres sobre hábitos saludables y cómo aplicarlos de manera que la calidad y cantidad de sueño sea la adecuada para su edad.

El sleep coaching es un acompañamiento a los padres dando motivación y empoderándolos en el cambio hacia hábitos saludables de manera que todos los miembros de la familia se vean beneficiados en su salud general gracias al buen dormir.

Sleep Plan 1

Análisis de formulario y creación de sleep plan, nos reunimos virtualmente y te explico el plan y vos lo ejecutas.

Sleep Plan 2

Análisis de formulario y creación de sleep plan, nos reunimos virtualmente y te explico el plan y te doy seguimiento por 2 semanas a diario dónde hacemos ajustes según sea necesario

Sleep Plan 3

Análisis de formulario y creación de sleep plan, nos reunimos virtualmente y te explico el plan y te doy seguimiento por 2 semanas a diario dónde hacemos ajustes según sea necesario, reunión final donde te entrego por escrito y explico como manejar transiciones de siestas o regresiones de sueño.


Maureen muchas gracias a usted, el hecho de que Isa duerma toda la noche corrida no tiene precio, ese día parecía que no iba a llegar y la verdad que después de 2.5 años de no tirarse una noche corrida se siente bien. Y creo que ha sido un cambio positivo para Isa también.

Papá de Isa, 2,5 años


Después de pasar por un corto pero intenso sleep training con @imperfectmomcr, logramos que al día de hoy, Franco y Ari, puedan dormir toda la noche en sus respectivas camas y en el mismo cuarto. 🥰🥰
Agradecemos enormemente a Mau por toda la ayuda y guía.
.

Mariana mamá de Gemelos, 1 año


Nosotros quedamos super agradecidos con vos, definitivamente como dijo Daniel, siempre hablabamos de cuando Isa iba a dormir la noche completa y lo veíamos demasiado lejos jeje GRACIAS GRACIAS.

Mamá de Isa, 2,5 años

¡Trabajemos juntos!